¿Qué ventajas tienen las casas de madera?

Eficiencia energética

La madera es un aislante natural y es muy eficaz para aislar el frío y el calor. Esto significa un ahorro de una cantidad significativa de energía en comparación con casas de piedra, de hormigón y de ladrillo. Además de ser un buen aislante térmico, la madera es también un excelente aislante acústico, por lo que las casas de madera son cálidas, relajantes y tranquilas.

Económicamente eficientes

Debido a la forma en que se construyen este tipo de edificios y la planificación cuidadosa de su construcción, son rápidos de construir en comparación con los edificios construidos con materiales tales como piedra u hormigón. Esta rápida acumulación representa un ahorro monetario significativo.

Arquitectónicamente versátiles

Los diseños de las casas de madera hacen que sea fácil hacer cambios y modificaciones en su construcción. Hacer aumentos, cambiar el tamaño de la parcela o mover habitaciones dentro del diseño, todas las opciones son viables y le permiten obtener la casa con el estilo que desee. Se trate de un hogar convencional o algo más moderno, la elección es suya.

casa de madera en construcción

Respetuosas con el medio ambiente

Estas casas están hechas en su mayoría de madera sostenible y renovable perteneciente de bosques y producida sin el uso de combustibles fósiles. Estos edificios no sólo son respetuosos con el medio ambiente respecto a de dónde vienen y cómo llegan. A la hora de la construcción, estas estructuras de madera ayudan activamente al medio ambiente al absorber y almacenar el CO2 atmosférico.

Resistencia y durabilidad

La madera tiene una gran resistencia mecánica, su ligereza no impide que a su vez sea un material sólido, capaz de ofrecer la misma protección que los muros construidos con ladrillos. No olvidemos que las estructuras de madera son habituales en casas construidas a la manera tradicional, y que la elección de este material obedece a su enorme solidez.

A su solidez se le suma una gran durabilidad, mucho mayor de la que se tiende a creer. Resisten bien al desgaste producido por humedad, viento y el sol y, en resumidas cuentas, su durabilidad es prácticamente eterna.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.