Uso de tela asfáltica para tejados de madera

Una de las opciones que más se están utilizando para aislar e impermeabilizar varios lugares, como terrazas, tejados o patios, es, sin duda, la tela asfáltica, un producto que está formado de oxiasfaltado y fibra de vidrio, de distintos grosores que se puede cortar según el tamaño que nos haga falta.

 

Las telas asfálticas

Hoy en día existen varios tipos de telas asfálticas que no está mal conocer si vas a usar tela asfáltica para tejados de madera:

  • Aluminio. Es de color cromado y tiene una capa de 1-2 m/m con aluminio. Esto consigue proteger de los rayos solares. Además, cuenta con una capa interior de 3-4 m/m que sirve para soldar la tela al lugar donde se quiera poner. Es una de las más utilizadas en tejados y sobre todo en tejados de madera.

  • Pizarra. Es la mejor de las telas asfálticas. Es muy dura y resistente y da un aspecto más elegante a los tejados. Además, se puede encontrar en distintos colores pero sí es cierto que cuesta bastante más que las otras.

  • Negra. Compuesta de antiadherente además de los otros dos materiales que lleva siempre la tela asfáltica. Es la más utilizada en terrazas y patios y también de las más baratas que hay.

El uso que se le puede dar a la tela asfáltica para impermeabilizar los tejados de madera tiene muy buenos resultados porque se puede poner de forma muy sencilla y rápida. De hecho, Si eres un poco manitas, hasta tú mismo podrías llegar a ponerla teniendo en cuenta algunas indicaciones importantes que puedes encontrar en internet para evitar que la instalación sea errónea.

 

Consejos para usar tela asfáltica en tejados de madera

Debes tener en cuenta si la vas a instalar por encima de lo que ya hay, es decir, encima del tejado, o por el contrario vas a quitar el tejado para ponerla y cubrir con un tejado nuevo.

Si lo haces de la primera forma ten en cuenta:

  • Deja limpia la superficie.

  • Aplica una capa de pintura bituminosa negra para preparar la superficie para la tela.

  • Cuando esté seco, extiende la tela y deja que entre en contacto con la pintura. Ahora dale calor con un soplete y se irá fijando la tela a la superficie. Y listo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.