Hidromasaje, bañeras, saunas y duchas para la casa

Muchas personas buscan hoy en día la comodidad y el lujo dentro de su hogar a través de la instalación de aparatos de jacuzzi, ducha con hidromasaje y saunas, lo que les permite disfrutar de un servicio placentero, cómodo y en su propia casa. Para muchos es simplemente un toque de distinción y sofisticación, pero para otros es la forma de relajarse del duro día de trabajo cuando llegan a casa. Las duchas de vapor proporcionan una gran relajación cuando necesitamos un sueño reparador o hemos sufrido un día especialmente estresante.

La mayoría de estas instalaciones combinan materiales fríos con calidos, como el acero inoxidable con la madera de teca, que ofrece gran confort y diseño ergonómico. Los aparatos de hidromasaje pueden tener diferente número de motores para este fin, dependiendo del tipo de servicio que queramos obtener, más o menos fuerte. Los chorros pueden ser ajustados según preferencias también, insistiendo en las zonas del cuerpo donde más queramos recibir el masaje (cuello, espalda, nalgas, muslos). Los precios pueden variar de un fabricante a otro, pero en general suelen rondar los veinte mil euros, con la instalación incluida.

La comodidad que implica tener una zona spa en la propia casa no resulta barata, pero sin embargo son cada vez más los adeptos a este tipo de instalaciones. Para tener este tipo de baño moderno y vanguardista, se necesita disponer del espacio suficiente, ya que las cabinas son montajes cerrados, con mampara, y que incluye sauna de vapor y otras utilidades, como la ducha a chorros y la ducha escocesa. Las duchas por su parte tienen más fácil instalación, pero solo permiten diferentes combinaciones de temperatura y chorros de agua. Pero en ambos casos, la principal utilidad de estos aparatos es la de realizar masajes ya sea de tipo intermitente, continuo o incluso linfáticos, dotando al usuario de una sensación de bienestar, relax y confort que solo se alcanza en centros especializados.

Para aquellos que dispongan de los suficientes metros cuadrados como para poder instalar una bañera en vez de una ducha hidromasaje, hay varios modelos y precios que se adaptan a las necesidades de cada usuario. Las bañeras suelen tener entre seis y doce jets (orificios) de hidromasaje, cuya acción cubre los puntos de relajación básicos, así como una boca de aspiración, un pulsador neumático y un regulador de aire; para su funcionamiento, el mecanismo consta de una válvula automática y un motor de 1 o 2 CV. Para mayor seguridad, los soportes sobre los que se instala la bañera hidromasaje suelen ser metálicos. Las bañeras pueden ser de diferentes estilos, integrándose con el conjunto que predomine en el baño, ya sea clásico, moderno, Zen, incluso pueden llevar revestimientos de madera en el caso de que el estilo sea provenzal o rural.

Las bañeras de hidromasaje mas exclusivas llevan incorporado el sistema airpool + whirpool, para regular la forma en que los chorros de aire actúan sobre las zonas del cuerpo, y cuentan con reposacabezas de diseño ergonómico para que la persona se relaje con total comodidad mientras recibe el tratamiento. Incluso las mas avanzadas llevan paneles digitales, donde se puede disfrutar de proyecciones mientras nos relajamos, con control remoto incorporado a uno de los lados de la bañera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.