REPELENTE ELECTRÓNICO PARA MOSQUITOS

Los mosquitos resultan bastante molestos para los humanos, sobre todo en épocas de verano, ya que suelen aparecer con el calor. No sólo tenemos que sufrir sus picaduras, sino que también son transmisores de bastantes enfermedades, con lo que es fundamental disponer de alguna alternativa para hacerlos desaparecer. Los métodos para evitarlos o ahuyentarlos son múltiples y variados, y van desde los sprays hasta los ambientadores anti-mosquitos; sin embargo, en los últimos años ha aparecido en el mercado una nueva forma de deshacerse de los mosquitos: los repelentes electrónicos.

Se trata de pequeños artilugios que se enchufan a la red eléctrica y que emiten un ultrasonido imperceptible para el oído humano pero altamente molesto para el insecto, que termina huyendo. Estos artilugios tienen un radio de acción de unos dos metros, lo que impide que se acerquen los mosquitos, sobre todo las hembras que son las que pican.

También existen otras variantes que se alimentan de un voltaje bastante bajo, alrededor de dos vatios, son portátiles y se pueden transportar a cualquier lugar. Como funcionan con baterías o pilas comunes, son aptas y muy útiles para ser utilizadas en lugares como campamentos, senderismo, ciclismo u otro tipo de actividad al aire libre. Como son totalmente ecológicos no perjudican el medio ambiente, y al no producirse la muerte de los insectos es un método bastante utilizado por los amantes de la naturaleza y de los animales.

Son aptos para ser utilizados en las habitaciones de los niños, los ancianos y las personas alérgicas, ya que no suponen ningún riesgo para la salud de los humanos, solucionando el problema de los mosquitos de forma limpia y segura. No contienen ningún componente químico o tóxico, por lo que también es apropiado en lugares donde habitan mascotas domésticas. Otra de sus ventajas es que no produce ningún olor tan característico de los anti-mosquitos de ambientador, ni necesita recambios o piezas accesorias para su mantenimiento. Su instalación es sencilla e inmediata, pudiéndola hacer el consumidor directamente sin ayuda técnica. Como su funcionamiento es a través de pilas comunes o de la red eléctrica, su consumo es mínimo y económico; el ahorro para el consumidor también se traduce en su durabilidad casi ilimitada. Como ya se ha comentado antes, este método ahuyentador para mosquitos no produce la muerte de los insectos, sino su huida y desaparición, por lo que no nos encontraremos con sus cadáveres y evitaremos focos de infección y malos olores.

Es importante no situar el ahuyentador en lugares de la casa donde pueda verse afectado por obstáculos como cortinas, muebles, cajas, ropa, etc. para que su acción puede extenderse por toda la zona afectada. Así, las ondas ultrasónicas podrán rebotar en las paredes, suelos y techos, y reforzar su acción frente a los insectos. Se aconseja también dejar actuar al ahuyentador de mosquitos de forma permanente, incluso si se considera que el problema ha quedado solucionado, ya que es una manera preventiva de evitar nuevos brotes. No interfiere en el uso de otros ahuyentadores para diferentes tipos de insectos y se puede utilizar más de uno a la vez si la zona es demasiado amplia y así lo requiere.

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.