Cómo cuidar tu casa de madera al cabo de los años

Cuidados para una casa de madera

La madera es uno de los materiales más utilizados en construcciones, y no solo en espacios rurales sino también en espacios urbanos. Realmente, la madera tiene gran protagonismo gracias a su durabilidad y resistencia, siendo la razón por la que muchas personas apuestan a este material que ofrece confort y es excelente para decorar.

Las casas de madera se conocen desde hace siglos, pero en los últimos años no es secreto que ha aparecido cierta preocupación por conservarlas en buen estado. Ya que las humedades hacen que la madera se hinche y propicie la aparición de hongos.

Por tal razón, en este artículo explicaremos los y que dure por muchos años. ¡Sigue leyendo!

Cómo mantener una al cabo de los años

Como mencionamos, existen algunas y se mantenga por muchos años en excelentes condiciones, toma nota de lo que explicaremos, a continuación:

Aplicar barniz a tu casa es un consejo que no puedes pasar por alto. Es importante que se aplique una capa de barniz cada 3 o 5 años, dependiendo de las condiciones de la misma. La frecuencia puede variar según la luz solar directa que reciba tu vivienda, lo que provoca sequedad en algunas zonas.

También, es fundamental si quieres que tu casa tenga colores vivos y brillantes en las paredes, y con el tiempo se endurece y es resistente a los cambios climáticos.

Realizar reparaciones necesarias

Cuando te des cuenta que tu hogar tiene daños, por ejemplo: rotura de tablones, humedad, daños por insectos, entre otros, es importante que repares la zona afectada antes que sea demasiado tarde y te impida realizar el mantenimiento adecuado a tu vivienda.

En una casa de madera es crucial mantener la integridad de toda la estructura para evitar que los daños ocurran en toda la vivienda.

Mantén tu casa ventilada y con temperatura adecuada

Si la vivienda está mucho tiempo deshabitada es importante que se mantenga ventilada, sobre todo durante estas fechas, también que mantenga una temperatura ideal. Para cuidar al máximo tu casa debes ventilar al menos una vez cada seis meses.

Es indispensable este consejo para evitar la humedad y complicaciones que puede ocurrir con una mala ventilación y exceso de humedad, como la aparición de plagas de termitas o carcoma.

Cada casa de madera cuenta con necesidades diferentes, ya que puede depender de las condiciones climáticas donde se ubique la casa. Sin embargo, cada 2 o 3 años es crucial realizar una para revisar sus condiciones, evitando usar agua que pueda dañar su estructura.

Es recomendable solicitar una inspección por profesionales para las zonas más afectadas, también lijar en las zonas donde haya presencia de manchas y restos de moho.

En el mercado se puede conseguir pintura protectora para madera con la cual es ideal pintar las paredes exteriores evitando la humedad.

Sobre todo, en las casas de madera ubicadas en el campo, playa o una caseta de jardín. Es importante cambiar de pintura cada 2 o 3 años dependiendo de sus condiciones.

,