AHUYENTADOR ELECTRÓNICO PARA RATAS Y RATONES

AHUYENTADOR ELECTRÓNICO PARA RATAS Y RATONES

Los pequeños roedores suponen una desagradable visita para cualquier hogar, pero especialmente se manifiestan en zonas rurales y en entornos naturales. Es por eso que en estos ambientes cada vez más se utilizan los ahuyentadores electrónicos para ratas y ratones, por ser el sistema más sofisticado y limpio para deshacerse de ellos. Los hay ultrasónicos y por ondas electromagnéticas, pero los más novedosos combinan ambas tecnologías.

Los ahuyentadores más avanzados tienen un radio de acción bastante amplio, incluso para una casa de cuatro habitaciones. El radio de acción de estos aparatos es tan grande que puede ser enchufado en cualquier habitación de la casa, incluso el desván, el sótano o la buhardilla; la eficacia seguirá siendo la misma. Además, su bajo coste económico en relación a su ahorro energético es altamente notable, y supone un ahorro en la factura eléctrica frente a otros métodos más costosos.

Las ratas y ratones se esconden en lugares difícilmente accesibles para los humanos en el hogar, como las paredes, los suelos o los techos. Por eso, la mayoría de los métodos tradicionales para acabar con ellos suelen fallar, como es el caso de las trampas o venenos para roedores (además de lo peligrosos que resultan para los niños pequeños o las mascotas). Además a todo ello se une el hecho de que los cadáveres de los animales llegarán a descomponerse si no se encuentran una vez muertos, lo que agrava el problema de la higiene y la salud, amén de los malos olores. Los roedores suelen anidar en las casas y se multiplican con asombrosa rapidez, luego un método tradicional no funciona dadas estas circunstancias.

Sin embargo, con los ahuyentadores electrónicos los ratones se lo pensarán dos veces antes de pasearse por la casa de nuevo, ya que funcionan a través de ondas ultrasónicas agudas. Éstas son totalmente inaudibles para el ser humano, pero altamente molestas para los pequeños roedores, haciendo que se alejen de las zonas protegidas. Como el aparato estará conectado a toda la red eléctrica, cada vez que la electricidad pasa por un cable se creará un campo electromagnético, que generará una especie de barrera ultrasónica invisible que impedirá el acercamiento de ratas y ratones, así como su proliferación por la ausencia de nidos. El ruido será tan espantoso para estos animales (como una aguda alarma permanente) que los resultados podrán verse al poco tiempo. Se aconseja colocar el ahuyentador en la habitación donde se haya visto más actividad porque su acción se verá reforzada, aunque seguirá actuando igualmente en el resto de la casa.

Los ahuyentadores son además seguros para el resto de aparatos electrónicos de la casa, no interfiriendo en el normal funcionamiento de los mismos (tales como ordenadores o alarmas antirrobos). Los animales domésticos tales como perros, gatos, aves o reptiles no se sentirán molestos en absoluto; sin embargo, los hamsters, cobayas o chinchillas pueden sufrir cierto malestar, así que lo mejor es sacarlos de la zona tratada mientras el ahuyentador está funcionando, o incluso llevarlos a casa de algún familiar o amigo mientras dure el proceso. El aparato no cuesta más de treinta euros, por lo que es mucho más rentable que contratar a un equipo de antiplagas, además de más seguro para la salud.

Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Entradas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>